BERENJENA

El fruto es una baya alargada o globosa, de color negro, morado, blanco, blanco jaspeado de morado o verde. Presenta pequeñas semillas de color amarillo con un poder germinativo que oscila entre 4 y 6 años. 1 gramo de semillas contiene entre 250 y 300 unidades.

Los dos tipos de berenjena más apreciados por el mercado son:

  •  Globosa: frutos casi esféricos de color negro o violeta oscuro. Más aceptada en el mercado nacional. Se cultiva bastante en invernadero, por presentar pocos problemas de floración y fructificación, y suelen dar producciones precoces.
  • Semilarga: fruto más o menos alargado y más estrecho que el tipo anterior, con bajo peso. Es la más apreciada tanto en el mercado interior como exterior. Están apareciendo nuevas variedades para su desarrollo en invernadero y con buena adaptación para el cultivo al aire libre.

Las características de las variedades en función de la demanda del mercado al que van destinadas son las siguientes:

  • Color del fruto: los frutos brillantes de color negro o morado son más demandados.
  • Color y sabor de la pulpa; puede ser blanca o verdosa, siendo esta última de sabor picante y amargo y de textura esponjosa.
  • Resistencia al transporte, teniendo en cuenta tanto la consistencia del fruto o firmeza como la resistencia de la piel a roces y golpes para evitar aparición de manchas.
  • Resistencia a enfermedades: apenas se han introducido resistencias, y solo en caso extremos se recurre al injerto sobre tomate.

Los ciclos de cultivo pueden ser:

  • Plantación en la primera quincena de agosto, con recolección desde finales de septiembre a diciembre.
  • Plantación del 15 de agosto al 15 de septiembre, comenzando la recolección en octubre y finalizando en junio.
  • Plantación en la última quincena de diciembre, comenzando la recolección en marzo y finalizando en junio.
Subir
Marketing Online nlocal